Análisis de la docencia universitaria por la influencia de la COVID-19: algunas lecciones aprendidas

Autores

Amez I., Castells B., Sánchez-Canales M., Arévalo-Lomas L., Bolonio D., Barrio-Parra F., Izquierdo-Díaz M., Biosca B., Sánchez-Palencia Y., Fernandez-GutierrezdelAlamo L
isabel.amez@upm.es, b.castells@upm.es, maria.scanales@upm.es, lucia.arevalo@upm.es, david.bolonio@upm.es, fernando.barrio@upm.es, miguel.izquierdo@upm.es, barbara.biosca@upm.es, yolanda.sanchezpalencia@upm.es, luis.fdezgda@gmail.com
Departamento de Energía y Combustibles
E.T.S.I. Minas y Energía (Universidad Politécnica de Madrid)
Madrid (España).

Resumen

La crisis sanitaria producida por el virus del SARS-COV-2 produjo un cambio drástico en la educación en marzo de 2020, cuando la enseñanza presencial se vio forzada a adaptarse a la telenseñanza. Esto produjo cambios en las metodologías docentes, los materiales didácticos y los métodos de evaluación.

El objetivo de este estudio es determinar cuáles de estos cambios, implementados en la Universidad presencial, han sido positivos y deberían mantenerse en el tiempo. Para ello se ha realizado una encuesta a los alumnos de los distintos cursos de los grados impartidos en la E.T.S.I. Minas y Energía (E.T.S.I.M.E) de la Universidad Politécnica de Madrid que permite conocer cómo ha influido la pandemia en el uso de los nuevos materiales didácticos, qué tipo de modalidades de enseñanza prefieren los alumnos y qué recursos utilizan más durante el estudio.

A pesar de que los apuntes y diapositivas de clase siguen siendo el recurso predilecto de los alumnos, se ha visto un gran interés por las grabaciones de clases. Otros materiales más tradicionales, como la bibliografía o las tutorías, son menos utilizados por los estudiantes.

En cuanto a las modalidades de enseñanza, la opinión está polarizada. Por tanto, es necesario realizar un esfuerzo para combinar eficientemente las metodologías y recursos didácticos de telenseñanza a la docencia presencial, generando recursos asíncronos sin perjuicio de las actividades presenciales tradicionales.

Acceso al artículo completo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.